sábado, 25 de octubre de 2014

EN DIRECTO: Francisco se reúne con miembros del Movimiento de Schoenstatt
25 de octubre, 2014. El encuentro culmina de las celebraciones del centenario de Schoenstatt.
Leer Más

Evangelio del día, 25 de octubre


Lectura del santo evangelio según san Lucas (13,1-9):

En una ocasión, se presentaron algunos a contar a Jesús lo de los galileos cuya sangre vertió Pilato con la de los sacrificios que ofrecían. 
Jesús les contestó: «¿Pensáis que esos galileos eran más pecadores que los demás galileos, porque acabaron así? Os digo que no; y, si no os convertís, todos pereceréis lo mismo. Y aquellos dieciocho que murieron aplastados por la torre de Siloé, ¿pensáis que eran más culpables que los demás habitantes de Jerusalén? Os digo que no; y, si no os convertís, todos pereceréis de la misma manera.» 
Y les dijo esta parábola: «Uno tenía una higuera plantada en su viña, y fue a buscar fruto en ella, y no lo encontró. Dijo entonces al viñador: "Ya ves: tres años llevo viniendo a buscar fruto en esta higuera, y no lo encuentro. Córtala. ¿Para qué va a ocupar terreno en balde?" Pero el viñador contestó: "Señor, déjala todavía este año; yo cavaré alrededor y le echaré estiércol, a ver si da fruto. Si no, la cortas."»

Palabra del Señor

Comentario al Evangelio de hoy, 25 octubre

Queridos amigos, paz y bien.
No somos quién para juzgar a los demás. Los judíos del relato evangélico de hoy lo hicieron, porque se pensaban mejores. Hay mucha gente así. Pero Dios es amor, no es vengativo. Tiene paciencia, agota los plazos más de lo que a algunos les gustaría. Queremos que todo se resuelva de repente, que se acaben los malos y que todo sea como debería ser. Hasta los Apóstoles querían lanzar fuego desde el cielo, para acabar con las ciudades que no recibían a Jesús.

Laudes 25 de octubre 2014

LAUDES
(Oración de la mañana)

INVOCACIÓN INICIAL
V. Señor abre mis labios
R. Y mi boca proclamará tu alabanza

INVITATORIO
Ant. Del Señor es la tierra y cuanto la llena; venid, adorémosle. 
Salmo 94 INVITACIÓN A LA ALABANZA DIVINA

Venid, aclamemos al Señor,
demos vítores a la Roca que nos salva;
entremos a su presencia dándole gracias,
aclamándolo con cantos.

Porque el Señor es un Dios grande,
soberano de todos los dioses:
tiene en su mano las simas de la tierra,
son suyas las cumbres de los montes;
suyo es el mar, porque él lo hizo,
la tierra firme que modelaron sus manos.

Guión Litúrgico 4, Domingo 26 de octubre

Descargar

Misa con niños. Domingo 26 de octubre

MISA CON NIÑOS – Ordinario 30-A: Evangelio de Mt 22,34-40:
«¿Cual es el mandamiento principal?» Mensaje: Si quieres ser feliz...
¡Ama, como Sta. Teresa!

Acogida
  Hermanos y hermanas:
Se dice que el amor es lo único que cuanto más se da más crece. Por lo tanto, no amar es empobrecerse. Por otra parte, dar amor sin verse correspondido es una experiencia decepcionante.  Las lecturas del domingo 30 del tiempo ordinario nos invitan a amar sin límites a Dios y al prójimo, lo que tendría como respuesta ser amados con la misma intensidad. Quizá algunos se preguntan qué es lo más importante que se debe creer o como vivir. Jesús nos dice: el principal mandamiento es el amor. En él se resume todo lo que hay que creer y hacer. Sta. Teresa cuyo 5º aniversario de su nacimiento estamos iniciando, nos da ejemplo de cómo amar a Dios y cómo descubrirle en la vida de cada día. (Cartel del 5º centenario o de Sta. Teresa).

Perdón
Nos dirigimos a Jesucristo, pan partido para la vida del mundo, para acogernos a su infinita misericordia:
• Tú, Jesús, que nos resumes la ley en un sólo mandamiento. Señor, ten piedad.
• Tú, Jesús, que con tu vida, nos has enseñado lo que significa amar a todos, incluso al enemigo. Cristo, ten piedad.
• Tú, Jesús, que nos enseñas que la vida tiene sentido cuando la gastamos haciendo felices a los demás. Señor, ten piedad.

Celebrando la Palabra de Dios con niños. Domingo 26 octubre